Líneas completas

SMI se ocupa del proyecto, de la producción y de la instalación de líneas completas de embotellado y embalaje de bebidas sin y con gas y de productos líquidos en envases PET de 0,10 a 10 L y con capacidad de producción de 3.600 a 33.600 botellas/hora (en función del modelo de máquina y del tipo de envase).

_

Todas las soluciones de “line engineering” brindadas por SMI incluyen, durante la fase preliminar de estudio del proyecto, análisis detallados de las dinámicas de acumulación, distribución y desplazamiento del producto a embotellar y embalar, para garantizar un flujo de producción fluido y constante y la máxima flexibilidad operativa de las máquinas instaladas.

El uso de un sistema de automatización y control de última generación, que abarca sofisticados sensores posicionados en los puntos más estratégicos de la línea, permite mantener elevados niveles de rendimiento de las máquinas en todas las fases del ciclo productivo; además, la elevada automatización de las instalaciones permite optimizar el uso de materias primas, de la mano de obra y de los recursos energéticos, lo cual favorece la compatibilidad social y ambiental de las soluciones de SMI.

Soluciones personalizadas para cada exigencia

El correcto diseño de una línea completa de embotellado, el dimensionamiento adecuado de máquinas e instalaciones y el armonioso funcionamiento del sistema son elementos esenciales para permitir a las empresas del sector “food & beverages” producir de manera eficiente, a costos reducidos y con un buen margen competitivo en los mercados en los que operan.

Por tanto, en la amplia gama de soluciones de ingeniería de línea propuestas por SMI se destacan las líneas compactas "cost-saving",  cuya realización ha sido inspirada por los desarrollos tecnológicos más recientes desde el punto de vista de la integración de las operaciones y de reducción de los consumos energéticos.

_

El diseño de las soluciones llave en mano de SMI se desarrolla según los más sofisticados y modernos criterios en términos de reducción de espacios ocupados por las máquinas, integración de más funciones en unidades o bloques multitarea, facilidad de utilización, ahorro energético y costos reducidos de gestión y mantenimiento.

Además, el cliente puede contar con un vasto y eficiente servicio posventa, que opera en escala mundial y provee a la puesta en marcha y al mantenimiento de todas las líneas SMI.

  • _
  • _